Skip to content

Entrevista a Iván Fund y Santiago Loza, directores de Los labios que se presenta en Cannes

15 mayo, 2010

Entrevista publicada en Cinevivo.org, se puede ver ver también el video de la entrevista aquí.

Luego de participar del BAFICI donde la película ganó 3 premios (Mejor Director, FEISAL y Asociación Cronistas Cinematográficos Argentinos) y antes de la participación en la sección “Un Certain Regard” del Festival de Cannes, hablamos con los directores de LOS LABIOS, que hoy se presentó en el festival francés.

¿Qué piensan acerca del auge de cierto tipo de películas que se encuentran entre lo ficcional y lo documental?

Iván Fund: Personalmente no creo que sea nada nuevo, pero sí tal vez la tendencia generalizada de este tipo de trabajos. Con respecto a la película, eso no fue una meta, ni siquiera reflexionar sobre eso; pero sí fue la mejor manera para contar lo que se quería contar. Fue la mejor manera que encontramos con Santiago para acceder a esa realidad y a esa historia, pero no sabría por qué.

Santiago Loza: Yo pienso que ya desde el neorrealismo italiano eso estaba sucediendo en cine. Desde Nanook, el esquimal, la ficción y la realidad siempre estuvieron entrecruzadas. Yo pienso que cualquier ficción es un documental de los actores y una ficción siempre termina documentando algo. Pero sí noto algo en cine… está apareciendo cierta reacción a relatos que son agónicos, a estéticas que ya no producen más nada, a ciertas estructuras narrativas clásicas que en cierto momento estuvieron muy bien y que estuvieron vivas, pero hoy la reiteración ha hecho que sean decadentes.

IF: A fin de cuentas, lo que importa es la película; no si es ficción o documental. Uno no debería estar preguntando si es de verdad o si es de mentira…

SL: Por ahí lo que siento es que cierto tipo de cine se hace cargo mucho más de lo que acontece accidentalmente, y no de la planificación obsesiva de un cuadro, de un plano o de un relato. Pero eso sucede también en películas de Hollywood, donde te preguntás si ese está actuando o no; aparecen cosas que claramente no son un signo de la ficción, o de lo que uno culturalmente cree que debería ser la ficción. Todo eso se está filtrando frente a la decadencia de ciertos relatos.

IF: Y bienvenido sea…

¿Cómo surgió la idea de la película y cómo fue el proceso de poner en juego a las tres actrices con gente del lugar que no eran actores?

IF: Uno de los orígenes de la película, de la historia, tiene que ver con que yo tengo una prima y amiga que es asistente social y cuyo trabajo es muy parecido al que hacen estas mujeres en la película. Una de las anécdotas de la película es que cuando ellas llegan al lugar, el Estado les facilita como lugar de hospedaje un hospital abandonado; eso le pasó puntualmente a ella. Y la película surge en parte con las experiencias personales que ella contaba.

SL: Ella fue como asesora constante de este trabajo, ella charlaba con las actrices. Pero la película se despegó mucho de eso; eso es la anécdota que se tomó para construir la historia de la película. Y yo por ahí lo que también pienso, es que la idea no era “ponemos a interactuar tres actrices (Eva Bianco, Victoria Raposo, Adela Sanchez) con gente que no son actores del lugar, o de esta zona tan marginal”. Había algo desde el guión y entonces estas tres actrices cuando están interactuando con la gente del lugar y entre ellas, están armando personajes. Para nosotros había que ir construyendo esa complejidad. La película es aparentemente muy simple, pero tiene como capas.

IF: Más allá de lo que pasaba en el momento y de lo intenso de la situación, tenía que ser fiel y seguir construyendo dramáticamente la historia; tenían que adherir al guión.

¿Cómo era el desarrollo de cada escena que filmaban?

SL: Más que lo que tenía que pasar, que había un indicio, era lo que no tenía que pasar. Una actriz no podía actuar como ella actuaría en su vida, eso no es nada interesante; tenía que actuar, desarrollaba la escena sobre la lógica del personaje.

IF: Responder a los estímulos de la realidad desde el personaje.

¿Hubo ensayos?

SL: Sólo hubo un encuentro con las actrices antes de viajar, y después tuvimos charlas con cada una. Pero no hubo ensayos. También pienso que a esta otredad, el otro, desde la cámara, se la trataba como un personaje. Siempre tuvimos fobia a hacer una película sobre los pobres. Cada persona tiene un desarrollo como personaje, tiene entidad dramática. No es un extra ni tampoco un número de encuesta, es otra cosa. Ni siquiera sabemos si lo que dice la gente es verdad o no lo es, seguramente hay mucha construcción por parte de la gente.

IF: Obviamente antes de filmar la escena se le decía que era todo improvisado, que era una ficción y que eran libres de responder lo que quisiesen. Lo que sucedía era que ellos preferían decir la verdad. Pero nosotros terminamos sin saber cuándo estaban inventando y cuándo no; jugaban a eso. Aunque por lo general decían que les era más fácil decir la verdad que ponerse a inventar algo

SL: A mí una de las cosas que me hace cuestionar la película es “qué es la actuación, qué es actuar hoy”, y “qué es lo verdadero”. Desde que hago cine que no termino de preguntármelo nunca. Y quizás la verdad es lo que te resulte verdadero y no tiene que ver con la fidelidad de los hechos, o la fidelidad de lo que sucedió. Para mí enLos labios es tan verdadero el hecho de la gente contando su situación extrema como las tres chicas en el hospital.

IF: Eso era lo complejo de la propuesta; que ante la contundencia de la construcción de los otros personajes, cualquier cosa que se desfase un poco del trabajo de ella iba a ser mucho más evidente.

¿Cómo planificaron técnicamente el rodaje?

IF: Era un equipo reducido, 15 personas con las actrices incluidas. Resolver en el día o la noche anterior lo que se iba a filmar.

SL: Hubo un tiempo en que se trabajó mucho en el interior del hospital, donde nos íbamos moviendo según los espacios que se destruían y se iban demoliendo. Y cuando hubo que trabajar directamente con la gente, en la comunidad, la idea fue antes que nada de respeto y de no invadir.  Trabajar con lo que nos proponían, aunque les explicábamos previamente qué íbamos a hacer y  para qué. Técnicamente lo que había de luz en esos espacios era muy poco, pero lo suficiente. Todas las entrevistas son con luz natural y usábamos también rebotes para luz. Y todos estaban con micrófonos inalámbricos.

¿Cómo fue el financiamiento?

IF: La película se presentó a preclasificar al INCAA y mientras estábamos esperando, empezamos con el rodaje; lo cual se pudo gracias a un premio del Programa Estímulo Santafesino, que era un premio para el desarrollo del guión. Sentíamos que teníamos que hacer la película cuanto antes y entonces pedimos cambiar el carácter del premio y en lugar de usarlo para el guión, usarlo para el rodaje. Así que eso fue lo que hizo la diferencia, aunque mínimo. Y también empresas que hicieron su aporte concreto para llevar a cabo el rodaje.

¿Qué opinión tienen del Festival de Mar del Plata y del BAFICI?

SL: Los últimos dos años estuve en Mar del Plata.

IF: Yo hice la fotografía y la cámara en Ártico, que participó en la Competencia Argentina.

SL: Y el año pasado, con La invención de la carne en la Competencia Latinoamericana. Es muy triste que Mar del Plata haya sido casi una muestra el año pasado, no debería ser así. No sé por qué terminó siendo eso, y ojalá pueda revertirse. Y el Bafici para la gente que hace cierto tipo de cine es una vidriera y es uno de los festivales con mayor proyección en el mundo. Hay muchos programadores de festivales del mundo que vienen a ver allí cine argentino.

¿Qué beneficios creen que tendrán a partir de la participación en Cannes y qué esperan?

IF: En principio llegar con la película a tiempo para poder cumplir con los requisitos que piden. Pero eso en principio ya está en camino… Lo que espero es que guste como gustó acá. Creo que la importancia de estar en un festival así es la proyección que tiene la película y hacer que las cosas sean un poquito más fáciles de acá en adelante. Es una exposición muy grande.

SL: Coincido con Iván. Para mí lo de Cannes es hermoso, pero no modifica lo que es la película, por supuesto es una fiesta para nosotros, de mucha gratitud, como fue el Bafici. Es más allá de lo que uno imaginó pero tampoco es una sorpresa, es producto del laburo; aunque muchos digan que es milagroso, es trabajo también.

IF: Si hacíamos películas sin Cannes, con Cannes creo que tenemos que poder seguir haciéndolas.

SL: Yo creo que si alguien siente la necesidad de hacer algo profundamente, lo va a hacer, con Cannes, sin Cannes, con Mar del Plata, sin Mar del Plata, con Bafici, sin Bafici… Hay que hacer, después lo otro se verá.

Entrevista: Martín Turnes

Adaptación: Eloísa Ibarrola

© Cinevivo

NOTAS RELACIONADAS

27-04-2010 | Carancho de Pablo Trapero, la tercera argentina en Cannes

17-04-2010 | BAFICI 2010: lista de premios de todas las secciones y los ganadores según el público

08-02-2010 | Los ganadores de la 4° Argentinische Filmtage

18-07-2009 | Argentina liderará la participación latinoamericana en el 62º Festival de Locarno

24-08-2009 | Tres películas argentinas y tres coproducciones compiten en San Sebastián

21-05-2009 | Entrevista a Iván Fund, director de “La risa”

04-04-2009 | Todos los ganadores del 11º BAFICI

02-04-2009 | La risa, de Iván Fund (reseña)

26-12-2008 | Se conocieron algunos de los títulos del BAFICI 2009

24-09-2008 | Loza compite con “Artico” en Donosti y prepara “Rosa patria”

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: