Skip to content

Orilla oxidada

4 octubre, 2005

Ayer, con el corazón con agujeritos, hoy, parece oxidado. Como si tuviera una nube de lluvia por encima mío todo el tiempo, y que cuando quiero secarme no encuentro una toalla, y cuando la encuentro de nada sirve, porque nunca deja de llover.
Una noticia buena pero mala al mismo tiempo. De esas noticias por las que te quedás sin palabras, pero hoy estoy sin ánimo de festejar, y el ambiente no es el indicado. Por teléfono lo cuento y sueno como gastado, y el llamado produce una función inversa. Maldigo por dentro, abombado por la situación, palabras feas al oído y prohibida la respuesta, escucho “Silencio, Acción”, pero hoy no sale de mi boca, escucho una voz centroamericana que lo dice. Me doy cuenta que acá soy solo un payaso sin circo, que acá no hago reír ni llorar a nadie. Cuando de pronto se produce un diálogo interno, que se conecta con algunos pensamientos externos, y me doy cuenta que estoy equivocado, muy, que no hay porqué romper los lazos, que no hay porqué congelarlos, que no hay porque callarlos, y reacciono, pero ya es tarde.
Y pienso en que me gustaría salir a dar una vuelta en bici, y al voltear la esquina encontrarte, y abrazarte, y subirte a mi bici, y que tus piernas cuelguen a un costado, y andar con las sonrisas al viento, y tocarle bocina a tu corazón, y que retumbe en el mío, y sacar una foto, un nuevo bálsamo, bajo las cataratas, y caer al agua con la bici, y nadar, y flotar, y hundirnos, y jugar a ver quien aguanta más sin respirar, y salpicarnos agua. Y tratar de que el oxido, inevitable, no nos haga tanto daño. Al menos por un momento, un último bálsamo.
Anuncios

From → Sin categoría

6 comentarios
  1. sasha permalink

    qué linda imagen la de la bicicleta y el disfrute de dos niños que descubren cosas nuevas, el sonido de la bocina, las piernas colgando y las cataratas.

  2. Pablo permalink

    Muy linda imagen, aunque para mi no son niños, sino que juegan a serlo.
    Son esos días en los que sentis que querés largar todo, y las ausencias pesan más de mil toneladas, y cuando volvés a ti casa vas siguiendo con la vista a todo le mundo esperando suplir la ausencia, y como eso nunca sucede te lo imaginás.
    Sentimientos muy transitados.

  3. hantartico permalink

    es un día más,
    como todos estos últimos días,
    con gente, mucha, muchas cosas, pero que cuando lo pensas un segundo te sentís solo.

    es eso.
    estar solo y querer dar una vuelta en bici para despejar, el viento, las piernas y todo lo demás…

    gracias por los comentarios!

  4. Pablo permalink

    Cuando uno está solo siempre recuerda los momentos en los que estuvo mejor acompañado…por eso se extraña tanto.

  5. Anonymous permalink

    Wonderful and informative web site. I used information from that site its great. »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: