Skip to content

No hay dolor, repito, no hay dolor

12 septiembre, 2005
Mi boca está por explotar por culpa de un afta. Entonces recuerdo mis dolores.

Un médico me dijo el año pasado, que hay gente que de tanto dolor que tiene en determinada parte del cuerpo (en mi caso es la espalda), llega un momento en que se olvida de que lo tiene, lo absorve como algo normal. Siempre pensé que para ese momento faltaría mucho, pero no: hace mucho tiempo que mi espalda me pesa, me duele, muchísimo, y ya no lo registro. El doctor, también me dijo que el no dolor de la espalda, con el tiempo se copia a los demás dolores del cuerpo.

Siempre tuve un inconveniente con los tobillos, me suenan fácilmente, sobre todo cuando subo las escaleras. Por momentos es gracioso, en otros no tanto. Pienso en el día en que los tobillos se cansen de rugir y se quiebren por completo, y yo caiga al piso cual bolsa de papa.

Ya llegó el día de no sentir el dolor en mi espalda, tengo miedo de que llegue el día en que mis tobillos hagan paro.

Anuncios

From → Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: