Skip to content

El hombre araña

24 agosto, 2005


Todo comenzó por querer conocer la terraza del departamento en el cual vivimos desde hace un año y ocho meses. Nunca fuimos, nunca hubo necesidad, con la idea de grabar unas imágenes para un video, fuimos. Los dos, mi amigo y yo. Nos equipamos: campera, bufanda, celular por si llama alguien, cámara de foto digital. Salimos del departamento, tomamos el ascensor, ambos nos miramos, sabemos cual es la pregunta. Sonreímos. Esas sonrisas que cierran los ojos, esas sonrisas grandes, increíbles, que se producen cuando algo te causa mucha gracia, o cuando sucede algo sorprendente, inesperado.

Si señores. Nos olvidamos de agarrar las llaves. Yo le ví unas llaves en la mano y pensé que eran “las” llaves, y él registró unas llaves en su mano y sin dudarlo salió, pero eran las llaves de la terraza. 7 pisos. Al sexto, decimos: “No puede ser, es increíble, ¿que hacemos?”. Ninguno contesta, llegamos. Salimos a la terraza, y como si nada, observamos, sacamos fotos, veo el FALCON. Me llama la atención pensar que no tengo vértigo, nunca tuve, él no se acerca mucho al borde, saca fotos estirando sus manos.

Al bajar, cada uno piensa. Los 7 pisos sin cruzar palabras. Al llegar abajo, él dice de probar de abrir la puerta con una tarjeta, le doy una, pero no se puede. Mientras lo intenta, yo pienso en llamar al dueño del departamento, debe tener una llave, pero ambos tenemos la agenda en la computadora. Entonces el portero, él debe tener el teléfono del dueño. Justo entra desde la calle, lo vemos, le devolvemos la llave de la terraza, y le contamos la situación. Sonríe, se le arruga toda la cara, está recién bañado y la cara está tan limpia que las arrugas parecen multiplicarse a cada segundo. Y nos dice, en su paragua-argentino: “pasen”. Entramos a su departamento, no para de hablar, le entendemos la mitad de las cosas. Hasta hace un par de meses no confiaba en él, la gente que habla rápido no me inspira confianza, pero por ciertos hechos, mi relación con él ha cambiado. Nos lleva a su patio, y me doy cuenta. ¡Tiene razón! ¡Saltemos por la ventana! Ambos patios se comunican. ¿Qué sería de nosotros si no viviéramos en planta baja?.

Nos miramos con mi amigo, y digo: “¿tiramos la moneda?”. El portero dice que nos subamos a una silla para tantear la cosa. La ventana es ancha pero de alto no tiene más de 40 centímetros. Elegimos la ventana más óptima para el salto, si nos tiramos por la otra, hay un ejército de envases de cerveza listo para cortar las piernas del que se tire. Cuando parece que mi amigo va a saltar, dice: “si salto me mato, yo cuando era chico no jugaba en los árboles como vos”, entonces tomo coraje. Cual héroe que se dirige a la batalla, me preparo para el gran salto. Me saco la bufanda, la campera, el celular, los anteojos, y le doy todo a mi amigo. Me subo a una silla y me dispongo a saltar del otro lado. Paso las dos piernas, quedo con el rostro al cielo, no me puedo tirar así, me golpearía la cara contra el techo de chapa. Tengo que girar, por un momento pienso que ees imposible, pero el portero me indica paso por paso, parece tener experiencia en este tipo de salto. De pronto lo logro, apoyo mi estómago contra la pared, no aguanto mucho, me tengo que soltar, tomo aire. Caigo. No es tan grave, sólo un poco de mugre en la ropa, comprendo el porqué de la insistencia de la gente como mi mamá, que cada vez que viene al departamento me hace un comentario acerca de la suciedad del patio. Tiene razón, deberíamos limpiarlo un poco.

From → Sin categoría

9 comentarios
  1. lolamaar permalink

    tu amigo se hace el canchero, pero en el fondo ya sabemos todos que es un cagón re cagón.
    Bien por vos que te animaste. El no se rompio las piernas? jejej que mala.
    besito
    lolamaar

  2. Obelix permalink

    Hantartico,

    qué garrón cuando te pasa la de las llaves!

    me gusta la foto de la terraza pero también me da vértigo. mis pesadillas siempre tienen que ver con vértigo.

    Lo de limpiar, eso sí que no es divertido.

    Atte.

  3. lolamaar permalink

    hantartico querido: la cuestión del copyrigth la respondí en el blog,
    ha visto?
    se ha visto, además, linkeado en lo de rex?
    le mando un abrazo para levantar el ánimo, como me levanta ud. a mí cuando me abraza.

  4. Marina permalink

    Estuve por aquí y me gustó el relato.
    saludos,

    lolamaar: Ud se abraza con hantártico?

  5. Marina permalink

    Perdón, ya entendí todo, no necesito contestación…

  6. lolamaar permalink

    marina, anda sacando conclusiones? me pregunto qué la habrá hecho pensar eso…
    un abrazo para todos
    LM

  7. hantartico permalink

    Un día le toca a uno saltar una ventana, otro día un abrazo, un beso, otro abrazo. Porqué no?

    Mis saludos.

  8. Anonymous permalink

    I have been looking for sites like this for a long time. Thank you! film editing classes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: